// Oculta el stickyheader al hacer scroll hacia abajo, y lo muestra con el scroll hacia arriba

Crónica del tercer encuentro «Camino de abundancia»

Tras el cambio de sede de última hora, voy acompañado de mi familia a nuestro encuentro «Camino de abundancia» el 19 de marzo de 2016. Puntuales entre 9,15 y 9.30 para tomar el desayuno se presentan los doce asistentes.

Comenzamos distribuyéndonos en tres mesas y explico las reglas básicas y objetivos del juego.

Resalto la importancia que tiene en el juego empezar por elegir el sueño y su traslado a la vida real, para que el objetivo de la libertad financiera esté conectado con una misión de vida y un objetivo más allá del propio dinero.

Durante el juego surge una interesante cuestión ¿Qué es mejor, liquidar deudas y disminuir gastos o invertir? La respuesta la da una de las participantes: Es necesario analizar los intereses que nos cuestan las deudas y el rendimiento que nos genere la inversión.

Sin embargo, conviene recordar que antes de pensar en inversiones, debemos tener controladas nuestras finanzas personales(1), algo que en el juego se da por hecho, aunque la realidad es bien distinta.

Haces una buena gestión de tus finanzas personales si:

  • Conoces con detalle cuales son tus gastos,
  • haces presupuestos mensuales,
  • tienes prorrateados los gastos trimestrales o anuales,
  • tienes un fondo de tranquilidad,
  • tienes un colchón financiero que cubra varios meses de gastos,
  • tienes un plan automático de distribución de ingresos,
  • tienes definidos los objetivos de largo plazo, etc.

Volviendo al juego, propongo a los participantes que calculen los porcentajes de interés que les cuestan cada una de las deudas que tienen en su columna de pasivos, lo que nos lleva a evidenciar una realidad: Muchas personas no tienen soltura en la comprensión y sobre todo el cálculo de porcentajes. Así que viendo la necesidad de dejar claro estos conceptos, dedico unos minutos a explicar en qué consisten, hasta que todos los participantes tienen calculados sus porcentajes.

Con ello vemos que las pequeñas deudas y tarjetas de crédito son las que más alto tipo de interés tienen y por tanto las que antes debemos eliminar(2). También vemos que la hipoteca es la que menos tipo de interés tiene y que, si como inversores sabemos obtener una buena rentabilidad a nuestro dinero, nos interesa más invertir que amortizar la hipoteca.

Miguel

En la vida real, si no sabemos invertir, nuestra inversión mas rentable será formarnos como inversores(3). Obtener rentabilidades superiores a lo que pagamos por la hipoteca es sencillo. Antes de amortizarla, invierte ese dinero en formarte y en ir ahorrando para tener algo con lo que invertir cuando aprendas.

De las tres mesas, el primero en salir de la carrera de la rata fue el más joven de los asistentes, Miguel ¡Enhorabuena!

¡Te espero en nuestro próximo encuentro Camino de Abundancia el 16 de abril!

Santiago Becerra, dinerólogo.


(1) Pídeme una sesión gratuita para analizar tu situación financiera y establecer un plan de acción

(2) Estoy preparando el «programa de aniquilación de deudas», una forma sencilla y eficaz de deshacerte de esas deudas que te roban la tranquilidad. Dime si tienes interés en saber más.

(3) A lo largo del año crearé un grupo reducido de personas que tendremos un objetivo muy concreto: Obtener nuestro primer millón a través de las inversiones. Habrá un riguroso proceso de selección, pues requiere de personas muy comprometidas que ya tengan ordenadas sus finanzas personales.